Cómo abrir una maleta si olvidas la clave

A todos nos ha pasado que, o bien nos han abierto una maleta durante un viaje, o bien hemos olvidado la combinación de una maleta nueva o prestada, cuando no directamente hemos perdido la llave que abría el equipaje que nos hemos llevado de viaje.

Una sensación de lo más desagradable pero que, como vamos a ver a lo lago de este post, tiene solución. Ya que, aunque cueste de creer teniendo en cuenta el precio de algunas maletas, todas son susceptibles de ser abiertas, aún sin tener el código, la combinación o la llave, lo que por otro lado puede resultar de gran ayuda si no recordamos la clave con la que abrir nuestro equipaje al llegar a nuestro destino.

Cómo abrir la maleta sin la llave

La forma más sencilla de abrir una maleta sin la llave es con un bolígrafo. Sí, tan fácil como coger un boli y clavarlo en la zona de cremallera como si fuese un cuchillo. Tal y como muestran distintos vídeos en la red, una vez este ha conseguido penetrar en los dientes de la ranura de la cremallera, basta con deslizarlo para ir abriéndola poco a poco hasta abrirla por completo. Como ves, con poca fuerza y pocos medios también es posible abrir una maleta.

Algo más elaborada, y que sirve para abrir una maleta de la que hemos olvidado la clave pero nos urge abrir, es mediante un par de clips y unas tenazas o pliers. Con ellos será posible abrir cualquier candado y tener algo de maña, ya que como verás en los tutoriales que hay al respecto en las redes sociales, deberás retorcer los clips y realizar distintos movimientos con ambos dentro de la ranura para accionar la apertura del candado. En cualquier caso, si sigues los pasos, podrás abrir cualquier candado y recuperar así aquello que guardabas en su interior sin destrozar la maleta.

Como ves, abrir tu equipaje es tan sencillo como curtirse un rato echando un vistazo a los distintos vídeo – tutoriales en los que se indica, paso a paso, cómo abrir maletas con código, maletas con candado o maletas con llave. Esa es la razón por la que desde Mundomaletas te recordamos, por un lado, optar por las maletas de última generación y máxima seguridad para complicar la vida a los cacos y que piensen que es más fácil elegir otra maleta y, por otro, que guardes todos los objetos de valor en el equipaje de mano, ya que de esta forma estaremos todo el desplazamiento al tanto de este y por lo tanto seguros de que lo más valioso no será sustraído.

Trucos para abrir tu maleta sin clave

A continuación te detallamos algunos de los trucos que te pueden ayudar, por un lado, a no cometer errores que te obliguen a echar mano de un profesional de la apertura de equipajes y, por otro lado, conseguir abrir de la forma menos invasiva posible tu maleta.

1- Prueba todas las combinaciones posibles. Habitualmente las combinaciones son de tres dígitos. Aunque te parezca una barbaridad y pienses que vas a estar años hasta que consigas probar todas y cada una de las opciones que existen, te aseguramos que se dedicas un ratito al asunto y eres ágil cambiando las combinaciones llegarás a la certera antes de lo que imaginas.

Una vez consigas abrir la maleta, recuerda anotar la combinación en el móvil o en un papel y guardar el documento como si se tratara de oro. En caso contrario, revisa cómo se cambia la combinación de la maleta o el candado y pon una que seas capaz de recordar con el paso del tiempo.

2- Revisa si las ruedas de la combinación giran en vertical u horizontal. Aunque parezca una tontería no lo es. En el caso de que tu maleta incorpore ruedas que giran en horizontal, busca la ranuera de tres números colocándola en la posición del centro. Empieza a girar las ruedas de dos posiciones en dos posiciones hacia la izquierda hasta que esta haga clic. En el caso de que los dígitos giren en hotizontal, busa la ranuera de los tres números colocándola en la posición central y gírala de dos en dos clics hacia la izquierda. En resumen, si al intentar abrir tu maleta has encontrado que estaba marcada la combinación 343, la combinación para desbloquearla es muy posible que sea 121.

3 – Cambia la combinación de la maleta una vez abierta.

Tanto si la has abierto con el bolígrafo, si la has abierto probando todas las combinaciones, haciendo el truco de rodar dos veces los dígitos en la maleta o si has destrozado el candado, recuerda cambiar la combinación de la maleta lo antes posible. Según el modelo de maleta que tengas esta se cambiará de una manera, siendo en todos los casos de lo más sencillo.

En las maletas sin cremallera, tan solo tendrás que deslizar la palanca hacia la posición más baja que te deje. Posteriormente debes mover las ruedas hacia el número que deseas y devolver la palanca a la posición en la que se encontraba al principio.

En las maletas con cremallera, debes pulsar el botón que incorporan y mantenerlo mientras mueves las ruedas y fijas la combinación que deseas. En el caso de que no lleve botón, mueve la pieza hacia donde te diga para poder colocar la llave.

Ojo porque muchas maletas exigen la combinación anterior para proceder al cambio de combinación.

4 – Guarda el número de la combinación en una aplicación que requiera doble verificación o de máxima seguridad. Por suerte cada vez son más las apps gratuitas que te permiten almacenar las distintas claves de seguridad con las que nos manejamos. Si incorporas esta contraseña a tu lista de claves te asegurarás que, en el caso de que olvides o pierdas el papel escrito donde escondías la clave, podrás abrirla igualmente al llegar al destino.

5 – No escojas contraseñas complicadas. El consejo de dan todos los fabricantes de maletas es el de no hacer probaturas extrañas a la hora de elegir una contraseña para abrir nuestra maleta y decantarse por opciones de fácil recuerdo. En el caso de que no queramos repetir nuestras contraseñas, es recomendable hacer uso de las aplicaciones mencionadas en el párrafo anterior.