Trucos para que la ropa no se arrugue en la maleta

ropa-delicada

Lograr que la ropa llegue impecable a su destino a veces es tan complicado como pretender quitar las arrugas sin plancha. Aquí os acercamos una serie de trucos para que consigáis que la ropa no se os arrugue, o al menos, no tanto.

Es importante que hagas una lista. Antes de pensar en cómo colocar los elementos visualiza todos tus looks y prepara un listado con los planes que vas a hacer. Anota cuántas veces vas a salir a cenar, si tienes prevista una fiesta o si vas a caminar mucho para decidir qué tipo de prendas te harán mejor servicio.

Mejor pon las prendas dos en uno. Piensa en básicos que te den un doble juego: una camisa vestido, un body que pueda servirte de top y de lencería, un pijama convertible en kimono… Seguro que tu armario te da más juego del que pensabas.

Si optas por llevarte prendas muy delicadas, el papel cebolla puede ser la solución. Colócalo entre ellas para suavizar la presión y las posibles arrugas. Coloca primero las prendas que más pesen y ocupen como los pantalones o los jerseys. Por le contrario, las más finas o delicadas deberían colocarse en la parte superior para evitar que queden tan ‘atrapadas’. Las prendas de lana, punto, denim o algodón, mejor enrolladas, así ocuparán menos. Un truco que hemos aprendido de la japonesa Marie Kondo, experta en esto de la organización de ropa.

En el caso de que tu destino requiera vestir de etiqueta coloca los trajes, blazers (que no deben ir abrochadas sino cruzadas con las mangas hacia delante y dobladas hacia dentro) y vestidos de noche, al final. En el caso de las camisas, siempre ‘enfrentadas’, una sobre otra, y con los cuellos levantados.

Haz un sobre con la ropa. Esto está especialmente indicado para los vestidos y chaquetas. Consiste en poner la falda del vestido o el cuerpo de la chaqueta en el fondo de la maleta dejando que sobresalga el resto. En su interior, puedes poner la ropa enrollada y al terminar, cubrirlo con el cuerpo del vestido o con las mangas de la chaqueta.

En cuanto a los cinturones, debes ponerlos pegados a las paredes interiores siguiendo la forma de la maleta. Ocuparán menos espacio y evitarás los temidos enganchones.

Los zapatos, siempre en bolsas separadas. Es la mejor manera de que no estropeen el resto de tu ropa. Colócalos encajados el uno en el otro para aprovechar el espacio.

El neceser debe colocarse siempre al fondo de la maleta, no lo pongas sobre la ropa. Así evitarás que la arrugue o manche en caso de que se salga algún producto (asegúrate de que todo está bien cerrado).

No te olvides que otro truco útil es aprovechar el vapor de la ducha para reducir las arrugas más pronunciadas. Suena complicado pero es muy sencillo. Solo tienes que colgar la prenda en una percha, lo más cerca posible del vapor, y dejar que este actúe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *