Trucos para ahorrar espacio en la maleta

maleta

¿Eres de esas personas a las que les gusta llevar muchas cosas en la maleta y sin embargo no suele encontrar espacio suficiente? Toma nota de estos trucos que te permitirán ahorrar el espacio que necesitas en tu maleta. Muy útiles sobre todo si vas a hacer un desplazamiento largo de varios días.

Para las cosas más pesadas, encaje a modo de puzzle

En el caso de las piezas más pesadas que tengas que llevar lo mejor será que las coloques en fondo de la maleta. Y es que los enseres más duros y pesados, como puedan ser el neceser, las cajas de zapatos etc es mejor colocarlas en esta parte de la maleta. En cuanto al modo de colocarlas el mejor es el ‘modo puzzle’, de tal manera que coincidan al máximo geométricamente.

De este modo lo que se consigue es hacer una primera capa de fondo a base de sólidos que intentaremos que sea lo más plana y uniforme posible. Sobre ella se pueden colocar otra serie de objetos también duros como ordenadores y tabletas y otros dispositivos electrónicos. Si se colocan así a su vez quedarán protegidos de golpes.

Aprovecha los huecos

Un buen modo de conseguir aprovechar al máximo una maleta es ir rellenando los huecos. Para ello podrás colocar en los que se vayan generando los calcetines. También puedes ponerlos en el interior de los zapatos que metas, calzar en el neceser los cargadores del móvil, etc. No dejes espacios por rellenar porque suelen ser muy útiles.

Cuida el modo de doblar la ropa

El modo más habitual y con el que lograrás más espacio es enrollar la ropa. Así conseguirás además que se arrugue además de reducir considerablemente su volumen en la maleta. Otro truco consiste en poner la ropa en bolsas de vacío. De este modo lo que conseguirás será que el paquete enrollado tenga unas dimensiones aún menores y quepa mejor en la maleta.

Antes eso sí, será fundamental que aprendas a cómo doblar la ropa con tal de que se ajuste al tamaño exacto de la maleta. Para ello tendrás que intentar lograr que no sobren pliegues que después contribuyen a ensanchar el volumen ocupado. Así se podrán colocar más capas de ropa. Si se coloca una capa sobre otra entrará mucha más ropa.

Usar el método de la cebolla es otra de las estrategias que te puede ser de gran utilidad. Dicho método consiste en colocar primero las piezas de ropa que son más gruesas sobre la maleta. Todo ello sin plegarlas. A continuación tendréis que colocar las prendas que son más finas hasta llegar a los calcetines y a la ropa interior.

Luego sólo habrá que ir doblando la ropa, de arriba abajo, como si las propias prendas fueran capas de una cebolla. Como tú mismo puedes ver, hay varios sistemas para que quepa más ropa en una maleta y si los pones en práctica te sorprenderá la de cosas que pueden entrar en una maleta por pequeña que sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *