¿Maleta o mochila? Pasos para elegir

Los que llevan maletas critican a los mochileros, y éstos a los otros tildándolos de turistas que no saben vivir la verdadera experiencia de un viaje.

Aunque la mochila es práctica, permite movilidad y sirve para gran variedad de ambientes; la maleta ofrece la oportunidad de transportar más cosas y mantener la pulcritud de la apariencia.

En cualquiera de los dos, debes organizar ciertos artículos imprescindibles para cualquier viaje.

Ropa, calzado, traje de baño (porque nunca se sabe), impermeable, sábanas, y un abrigo para prever cualquier oferta de tiempo atmosférico que te depare el viaje.

Funciones que marcan la diferencia

Toma en cuenta el tiempo que permanecerás en tu destino. Si tienes que moverte de un sitio a otro en repetidas ocasiones, la mochila es más práctica, y si ese no es el caso usa tu maleta.
Considera el camino a seguir. La maleta es enemiga del senderismo, incluso de escaleras, autobuses y metros; pero digna pasajera de aviones y transportes especiales.

La ropa también es un factor determinante, la maleta es la mejor para transportar trajes y ropa sobria de oficina (o cócteles); lo que quedaría como una pasa si va en una mochila, que es más apta para ropa informal.

En ambos casos conserva al fondo las cosas más pesadas. Siempre necesitarás equipaje de mano, donde hay que colocar lo que sea más importante, y sobretodo lo frágil y la documentación necesaria. Entre lo frágil está, el teléfono, cámara y tablet, también las medicinas.

Qué llevar en una mochila

Casi siempre son artículos de uso diario e higiene personal, y dependiendo de tu destino necesitarás: Herramientas como una navaja suiza y una linterna.

Pasatiempos, en caso de que tengas que permanecer largas horas esperando un transporte.

Uno o varios candados, en caso de encontrar un sitio donde dejar tus mochilas a resguardo.

Gorra, para protegerte del sol, dándote un poquito de sombra y también un paraguas te puede proteger de una larga caminata bajo la lluvia. Las gafas de sol, y un saco de dormir.

Debes llevar siempre un poco de comida, no perecedera o que no requiera refrigeración; unos snacks, barras alimenticias, chocolates o frutos secos; aunque siempre hay que verificar si al país al que viajamos permite la entrada de productos alimenticios frescos.

El uso de maleta

Aunque siempre vaya rodando, lleva todo lo que necesites, pero debes poder dominarla -a menos que planees una mudanza.En el viaje por avión el peso promedio máximo es de 23 Kg y medir unos 158 cm, o puedes pagar más del doble en cargos por el exceso de peso de lo que pagaste por el billete. A menos que vayas en vuelos intercontinentales o viajes en la categoría bussines, que la tolerancia es mayor.

En los autobuses y los trenes, solo basta con que quepa en el maletero o no obstaculice el paso. En ese caso, elije una maleta rígida que te aporta mayor seguridad, y con ruedas por la comodidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *