Diferencias entre hacer una maleta de invierno y de verano

En función de la época del año en la que nos encontremos tendremos que hacer un tipo de maleta u otro. Y es que no es lo mismo hacer una maleta pensada para los meses más fríos del año que hacerla para el verano. De este modo será aconsejable tener una serie de aspectos en cuenta.

Maleta pensada para invierno

Si lo que quieres es preparar una buena maleta de invierno te recomendamos que hagas una lista de todo lo que vas a necesitar teniendo en cuenta el destino al que vas a ir. Así podrás ir repasando la lista a medida que se acerque el viaje y matizar o rellenar con más cosas, será más fácil hacerla porque te llevarás sólo lo que necesites algo fundamental ya que esta ropa ocupa más.

Elige bien la ropa de invierno que vas a llevar. En el caso de que vayas a un lugar bastante frío, lo mejor será que escojas prendas como un jersey polar. Lo más recomendable es llevar ropa polivalente con la que puedas adaptarte a diferentes temperaturas diurnas y nocturnas.

Para evitar que esta ropa ocupe más espacio en la maleta del deseado lo mejor será que la metas en bolsas de compresión. Si usas este tipo de bolsas, ahorrarás espacio, pudiendo poner incluso más ropa que necesites. Una vez ya tengas la ropa en las bolsas tendrás que colocarla en la parte central de la maleta.

Por lo que respecta al calzado lo mejor será que apuestes por modelos cómodos y especialmente aislante del frío. Hay que tener en cuenta las temperaturas, la lluvia, la nieve y si vas a hacer mucha actividad física.

Maleta de verano

En el caso de que tengas que hacer una maleta pensada para los meses de calor lo mejor será que sigas los siguientes pasos. Lo primero que tienes que tener en cuenta es el tiempo que va a hacer en el destino al que vas. Si se va a viajar a algún país donde las estaciones sean diferentes y la temperatura suele variar lo mejor será que lo tengas en cuenta y lo consultes antes.

Un buen modo de hacer la maleta de manera correcta pasa por colocar primero las prendas que más pesen en la parte inferior y dejar las más delicadas para el final. Las prendas de algodón pueden ir enrolladas para que ocupen menos y aprovechar el espacio que quede en las bolsas de los zapatos para meter los calcetines y/o la ropa interior.

En el caso de que vayas a facturar la maleta, es aconsejable meter en el equipaje de mano algunos productos imprescindibles de aseo y ropa interior por si la compañía aérea pierde las maletas y tienes que sobrevivir sin tus cosas los primeros días de vacaciones. Todo ello, como decimos, planificando la maleta con tiempo eligiendo la ropa adecuada y establecer una lista con las cosas que se van a necesitar. Y es que este punto será común también en el caso de las maletas de verano e invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *