Consejos para hacer la maleta perfecta en invierno

La ropa de invierno pesa y ocupa más así que seguir una serie de consejos para que no nos falte de nada en la maleta y que tampoco pese de más es fundamental. Presta atención a estos tips para hacer la maleta perfecta en invierno. ¡Notarás la diferencia!

Lo primero que debes hacer es preguntarte cuántos días estaré fuera de casa. Para ello tendrás que calcular qué es lo que necesitarás y repite si es necesario.

También es fundamental que te informes sobre el tiempo que hará. Conseguirás evitar sorpresas. Consulta qué temperatura y fenómenos atmosféricos se esperan en el lugar al que vas a viajar.

Piensa en el tipo de viaje que vas a hacer porque dependiendo del medio de transporte y el viaje, el tipo y la cantidad de ropa será muy diferente. No es lo mismo viajar a hacer una escapada romántica que ir un fin de semana a una casa rural a hacer senderismo.

Una vez tengas claro todos estos puntos, comienza por lo imprescindible y evita las prendas que no sabes si realmente usarás. Pon las cosas básicas como la ropa interior, calzado, un par de pantalones, camisetas y algún jersey. Elige un modelo para cada día y piensa qué actividades o planes tenéis y adapta la ropa a ellos. Después entre toda tu ropa elige un conjunto o modelo por día y mételo en la maleta. Intenta hacer elecciones versátiles.

Ten también presente que el calzado es una de las cosas que más ocupan así que es fundamental que pienses qué calzado puede venirte mejor. La mejor elección siempre es el calzado cómodo y un par de zapatos más elegantes. Si tienes planeado ir algún sitio que exija un mínimo de etiqueta, escoge un par de zapatos que te pueda valer para diferentes días.

Evita echar aquellas prendas con demasiado volumen: abrigos grandes, bufandas, sombreros, botas, paraguas, etc. En el caso de que tengas que hacerlo usa bolsas de vacío, comprimen la ropa al máximo, de tal forma que su grosor se reduzca a unos pocos milímetros. En el caso de que no dispongas de bolsas, entonces no dobles los pantalones, las camisas o los jerséis, enróllalos. Así evitarás bastantes arrugas y además ocuparán mucho menos espacio.

Un truco para ahorrar espacio es que metas la ropa interior, los cinturones y demás objetos pequeños dentro de los zapatos. Asimismo, no guardes los zapatos juntos, sino que colócalos en bolsas individuales.

En el caso de los complementos lo mejor será que escojas una bufanda o pañuelo, como mucho dos. Cuidado con los bolsos y zapatos, lleva sólo lo imprescindible. Y si crees que has puesto algo que no vas a llevar… quita todo aquello que no sepas seguro que te vas a poner.

Además será útil que uses las huecos para proteger tus aparatos electrónicos: Enrolla bien los cargadores del móvil, de la cámara, de la tablet y los cascos, y colócalos en todos los huecos que encuentres, por muy pequeños que sean, seguro que caben.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *