Consejos para hacer la maleta en tu luna de miel

Si os vais de luna de miel y no sabéis ni por dónde empezar a la hora de organizar la maleta, tomad nota de estas recomendaciones que os harán tomar decisiones acertadas y no llevar ni una prenda de más.

No te olvides del neceser

Lo primero que debes hacer es una lista de todos los artículos de higiene y belleza que usas en un día, ve imaginando desde que te levantas hasta que te duermes. Cepillo de dientes, pasta Dental, algodón para desmaquillar o toallitas limpiadoras, cremas y jabones de limpieza facial, crema depiladota, maquillaje, etc.

Pensad en el tipo de destino

A la hora de seleccionar la ropa que debéis llevar es fundamental que tengáis en cuenta el destino al que vais. En qué estación están, el tipo de turismo que vais a hacer, si vais a asistir a algún evento o no, etc.

Una muda por día

No hace falta que os llevéis más de una muda por día así que escoged exactamente las piezas que necesitéis para cada día pero no llevéis nada “por si acaso”. Ese tipo de costumbres son las que al final sobrecargan de más las maletas y pensad que sois dos.

La disposición es fundamental

Hay varios trucos a la hora de doblar la ropa para que quepa más. Por ejemplo, hacer pequeños rollos con ella es mucho más cómodo y os permitirá ganas más espacio que si la dobláis y colocáis de manera extendida por la maleta.

Cuidado con los zapatos

Los zapatos son los que más bulto hacen, así que no quieras llevarte zapatos de todos colores para combinar con cada cosa que lleves, mejor escoge lo básico y en colores combinables como el negro y el blanco. Los zapatos básicos son unas botas planas en el caso de que te vayas en invierno, unas zapatillas tipo tenis o unas sandalias. Si crees que vais a salir de fiesta no te olvides de unos stilletos y listo.

No te olvides de algunos documentos

Fundamental que ambos preparéis con tiempo algunos documentos que serán imprescindibles para poder viajar. El pasaporte de los dos y los billetes, por supuesto, y también es recomendable llevar una buena guía turística de la ciudad que vayáis a visitar.

Apuesta por maletas XL

A pesar de todo, es muy difícil que entre ambos no llenéis una maleta así que lo mejor será que optéis por una de grandes dimensiones para aseguraros que hasta lo imprescindible os coge. Además pensad que es probable que en la ciudad de destino acabéis comprando algo nuevo o souvenirs a vuestros seres queridos que luego tendrán que introducirse en la maleta.

Recuerda que tendrás ropa sucia

Con el paso de los días generarás ropa sucia. Será muy útil llevar bolsas vacías para meter la ropa sucia y tener en cuenta que al hacer la maleta de regreso no estará doblada como la ropa limpia y ocupará un espacio algo mayor.

Con estos consejos lo único que te quedará ya será llevar muchas ganas de pasarlo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *