Tipos de maletas

No todas las maletas son iguales ni tienen las mismas utilidades así que si te estás preguntando para qué momento es mejor llevar una u otra no te pierdas este artículos sobre los diferentes tipos de maletas que puedes encontrar en el mercado.

Maletas rígidas

Las maletas rígidas son las más recomendables si vas a hacer un viaje largo. También es mejor que sea grande y ligera. A lo largo del viaje, estas maletas saldrán ilesas de los golpes que suelen sufrir en los trayectos. Entre las ventajas que presentan estas maletas están que permiten reservar un espacio considerable para las compras que hacemos en el lugar de destino al que vamos.

Maletas de mano

La maletas de mano tienen la medida ideal para llevar en el portaequipaje del avión; son resistentes, cómodas y lo suficientemente amplias como para llevar varios cambios de ropa al contar con bolsillos y compartimentos verdaderamente útiles. Además las podréis llevar vosotros mismos, evitando las colas para la facturación y la cinta para retiro de equipaje así como posibles pérdidas. Son las más recomendables para viajes cortos o de negocios.

Maletas grandes

Las maletas XXL son recomendables para los viajes en familia especialmente. No obstante, siempre es recomendable intentar ahorrar el máximo espacio posible y para ello nada como tener en claro qué llevar antes de ponerse a hacer la maleta para que el viaje sea cómodo y sin trastornos.

Para ello se puede realizar previamente un listado con todos los cambios de ropa teniendo en cuenta que menos es más! Y luego seleccionar maletas grandes para compartir. Si tienes que llevar objetos como pañales, juguetes y medicinas puedes dejarlas fuera de la maleta para llevar en bolsos de mano o bien comprarlas una vez llegues a tu lugar de destino.

Mochilas

Ideales para aquellas personas que vayan a hacer expediciones y viajes de aventura. Y es que serán sin duda la mejor opción. Se pueden encontrar en distintos tamaños y están hechas con materiales resistentes y hasta impermeables. Se caracterizan por tener muchos compartimientos, con espacios para distintos accesorios y bolsillos variados y a pesar de llenarlas hasta el tope son fáciles de transportar y manipular, incluso caminando.
.
En el caso de que vayas a viajar en avión debes consultar con la compañía aérea el límite de peso aceptado y así evitar imprevistos al inicio del viaje. Esto varía mucho entre las empresas y mejor tener en cuenta que sí puedes llevarlo.

Maletas con ruedas

Independientemente del tipo de viaje y del tamaño de la maleta, las maletas con ruedas te resultarán mucho más cómodas así que apuesta por ellas. Lograrán facilitar tu viaje y podrás ir con mayor comodidad, así que no olvides elegir maletas con ruedas. El sistema de las ruedas debe permitirte tirar o empujar, como más te convenga. Así podrás llevar tu equipaje sin tropiezos ni esfuerzos.

Ten en cuenta que no todas las ruedas son iguales, las mejores son las que tienen ruedas de gomas y vienen encajadas en la maleta.

La maleta perfecta si te vas de crucero

A la hora de hacer una maleta perfecta lo más importante es saber discernir qué es lo que nos debemos de llevar en función del destino al que nos dirigimos. Y es que no será lo mismo preparar una maleta si nos vamos de crucero que de safari, por ejemplo. A continuación os acercamos las claves precisamente del tipo de maleta que tendremos hacer si nos vamos de crucero.

Ponle tu nombre a la maleta

Para evitar posibles pérdidas o confusiones identifica tu maleta con tu nombre. Quizá tú puedes distinguir una señal que haga que sepas cuál es tu maleta pero es probable que hayan otras muy similares y el resto de asistentes al crucero se pueden equivocar y coger la que no es suya. Para evitar esto, pon tu nombre u opta por soluciones llamativas como puede ser un lazo de color intenso y vistoso.

Lleva tu documentación en una bolsa hermética y waterproof

Lleva la documentación en una bolsa hermética y waterproof será especialmente útil para aquellos días en los que tengas actividades acuáticas, así conseguirás poner a salvo tu documentación, dinero, y cámaras cuando planeas visitar playas o disfrutar excursiones que impliquen el transporte en pequeñas embarcaciones. Más vale prevenir que curar y lamentar.

Un pequeño kit de primeros auxilios

Generalmente los cruceros suelen durar varios días e incluso semanas, todo dependerá de los lugares que vayáis a visitar. Es fundamental que introduzcáis en vuestra maleta un pequeño kit de primeros auxilios en el que no falten vendas, tiritas, aspirinas, ibuprofeno, y si sufres de mareos, biodramina siempre con cafeína.

Un ambientador

En los barcos más antiguos, los malos olores pueden invadir el pasillo donde se encuentra situado nuestro camarote, así que podrás solucionar estos pequeños contratiempos con un pequeño ambientador. Recuerda que está prohibido usar incienso en la habitación pero esta opción también aligerará el mal olor.

Un ladrón

En los camarotes de los barcos no es habitual encontrar más de un enchufe así que un ladrón eléctrico será algo casi fundamental y más ahora que viajamos todos con un sinfín de aparatos eléctricos. Lo mejor es que optes por un modelo pequeño y adaptado a diferentes formatos internacionales que nos permita cargar cualquiera de nuestros dispositivos.

La documentación

Mete en un sobre la documentación necesaria para ir de viaje. Desde los documentos de contratación del crucero, pasaportes, documentación del seguro, lista de excursiones reservadas ( si las reservaste antes de embarcar), el teléfono de tu banco, así como una indicación de algún familiar con quien contactar en caso de emergencia. Así lo podrás guardar fácilmente en la caja fuerte disponible en cada camarote. Parece una tontería, pero en alguna ocasión perdí documentación importante por tenerla dispersa por todo el camarote.

Protección solar

No te olvides meter en tu neceserprotección solar y aftersun, colonia, cepillo y pasta de dientes, peine, suavizante del pelo, crema hidratante, bálsamo labial, etc.

Bikini

Bañador, bikini o trikini, la cuestión es que no olvides el traje de baño. Seguro que tendrás piscinas y spas a bordo, además de la opción de visitar playas más irresistibles del planeta.

Cómo organizar la maleta perfecta para la luna de miel

¿Te acabas de casar y te vas varios días de luna de miel? Pues bien si es vuestro caso y no sabéis ni por dónde empezar a la hora de organizar la maleta con estas recomendaciones seguro que acabaréis haciendo la maleta perfecta y podréis tomar las decisiones acertadas, sin tener que llevar ni una prenda de más y, por tanto, peso innecesario que tan incómodo se puede tornar especialmente en los viajes largos.


Escoge las prendas en función del destino

Parece una obviedad pero es fundamental. No hagas tu maleta sólo pensando en que algo te gusta y te lo quieres llevar, debes tener en cuenta su posible utilidad. Y es que a la hora de seleccionar la ropa que debéis llevar es fundamental que penséis en el destino al que vais. ¿Qué tiempo hace allí? ¿En qué estación están? ¿A qué sitios vais a ir? ¿Qué tipo de turismo queréis hacer? Todas estas cuestiones son fundamentales para hacer una maleta adecuada y acorde con lo que necesitáis sin que os falte de nada.

Salvo excepciones, con una muda por día basta

No pongáis nada en la maleta «por si acaso». Generalmente con que llevéis una muda por día es más que suficiente, salvo que debáis ir a algún evento o tengáis planificada una salida que implique ir con un determinado dresscode. Pensad en qué os pondréis cada día y evitar llevar prendas sólo por si os apetece luego ponerlas porque este tipo de acciones son las que al final sobrecargan de más las maletas y en estos casos sois dos personas, será al final mucho más molesto.

¡Apuesta por el orden!

Mantener un orden a la hora de realizar la maleta es fundamental. Hay varios trucos a la hora de doblar la ropa para que quepan más prendas y esto os será de gran ayuda, sobre todo, si solo vais a llevar una o dos maletas. Entre los trucos más efectivos que podéis encontrar está el de hacer pequeños rollos con las prendas e ir colocándolas. Además de ser una opción mucho más cómoda que os permitirá ganas más espacio conseguiréis que las prendas no se arruguen por lo que resultará doblemente útil.

¡No os olvidéis de la documentación!

En todo viaje hay que llevar una serie de documentación y esto es fundamental también a la hora de hacer la maleta así que no os olvidéis y preparad con tiempo algunos documentos que serán imprescindibles para poder viajar. Desde el pasaporte de los dos en el caso de que vayáis a un país extracomunitario a los billetes, la guía turística de la ciudad que vayáis a visitar si la habéis comprado, dinero, etc.

Las maletas XL vuestras aliadas

Al ser dos seguro que entre ambos llenáis una maleta así que lo mejor será que optéis por una de grandes dimensiones para aseguraros que coge lo que queréis llevar. Siempre es recomendable dejar algo de espacio porque se suelen comprar cosas en el destino de vacaciones así que tenedlo en cuenta.

Cosas que no pueden faltar en tu maleta en un viaje largo

Si vas a hacer un viaje largo y no se te da muy bien hacer la maleta no te pierdas estas recomendaciones porque te serán de gran utilidad. A través de ellas podrás tener a tu alcance todos los tips que debes seguir y meter en tu maleta en el caso de que vayas a hacer un viaje prolongado en el tiempo y de gran distancia.

Piensa en los motivos del viaje

No es lo mismo, y tu maleta tampoco lo será, si el viaje que vas a hacer es por placer o por negocios. Si es un viaje de ocio o relax tu maleta podrá ser más relajada, mientras que si es un viaje de negocios tendrás que llevar ropa elegante y adecuada para el tipo de reuniones o eventos a los que debas hacer frente.

Apuesta siempre por las prendas cómodas

Si vas a hacer turismo y a descubrir la ciudad lo mejor será que apuestes por las prendas más cómodas de tu armario: desde zapatillas, leggings, camisetas o vestidos holgados. Olvídate de la ropa ajustada para evitar que acabes estando incómoda. Este atuendo también puede ser útil para realizar el propio viaje y acomodarte durante el trayecto.

No te olvides de la documentación

Para hacer cualquier tipo de viaje necesitas tu documentación. Con el DNI será suficiente si viajas a un país de la Unión Europea y si lo haces a un país extracomunitario entonces tendrás que meter en tu maleta también el pasaporte. Tampoco está de más que lleves contigo el carnet de conducir por si quieres alquilar un coche, etc.

No te olvides de la tecnología

La tecnología está presente en nuestro día a día y también tendrá que estarlo en nuestra maleta. Lo primero que debes meter es el cargador de tu dispositivo móvil y tener muy en cuenta si necesitas un adaptador para los enchufes.

En esta misma línea incluiremos los cargadores del portátil o tablet, y los propios aparatos que serán necesarios si queremos trabajar o simplemente conectarnos y disfrutar de momentos de ocio con estos aparatos. Fundamentales en nuestra maleta, por tanto.

Los amantes de la fotografía dentro del apartado tecnológico tendrán también que incluir las cámaras de fotos. Aunque los móviles hoy en día llevan incorporados estos aparatos lo cierto es que si quieres hacer fotos de calidad quizá llevarte tu cámara propia sea la mejor opción.

Organízate

Recuerda que no siempre la clave está en llevar una maleta grande sino en la propia organización que emplees a la hora de hacerla. En este tipo de viajes es probable que no estés un único alojamiento, así que evita tener que hacer la maleta una y otra vez llevándolo todo bien organizado.

Además de la maleta es recomendable que uses bolsas de tela que sirvan como compartimentos. Por ejemplo, una bolsa de tela para tus camisetas, lo mismo con la ropa interior, los artículos accesorios como cargadores, adaptadores de enchufe, etc. y así evitarás tener que rehacer el equipaje cada vez que quieres sacar algo de la maleta.